Chelsea Buns. Pastelillos Chelsea

Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para alguna persona tú eres el mundo.
Gabriel G. Márquez




  • 7g de Levadura desecada (no química)
  • 1 cucharadita de Azúcar
  • 1 cucharada de Harina común
  • 1/2 taza de Leche templada
---------------------------------------------
  • 350g de Harina de trigo común tamizada
  • 125g mantequilla en trocitos
  • 1 cucharada de Azúcar
  • 1/2 cucharadita de mezcla de especias para galletas
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 Huevo poco batido
---------------------------------------------
  • 60g Mantequilla
  • 1/4 taza de Azúcar morena
  • 1 taza de Pasas sin hueso
  • 1/2 cucharadita de Pimienta negra molida
---------------------------------------------
Lustre:
  • 1 cucharadita de Leche
  • 2 cucharaditas de Azúcar

Mezclamos la levadura, el azúcar y la harina en un cuenco y agregamos poco a poco la leche removiendo hasta conseguir una preparación homogénea. Tapamos con film de cocina y dejamos reposar 5 min.
Ponemos en un bol la harina, la mantequilla, el azúcar y las especias, y batimos con la batidora de varillas unos segundos hasta que la mezcla esté fina y migosa. Incorporamos el huevo, la ralladura y el preparado de levadura, batimos un poco más hasta trabar una masa.


Trabajamos esta masa sobre una superficie enharinada unos 2 min. le damos forma de bola y la pasamos a un cuenco untado con aceite. Cubrimos con film y dejamos reposar en un sitio templado 1 hora hasta que haya subido por completo.

Cuando esté lista la masa, la volvemos a trabajar  golpeándola y amasándola otros 2 min. hasta que resulte bien ligada. Precalentamos el horno a 210ºC. Con la batidora de varillas, batimos la mantequilla con el azúcar morena hasta que esté brillante y cremosa. 


Estiramos la masa con un rodillo hasta formar un rectángulo de aprox. 40x25cm. Esparcimos la mezcla de mantequilla y azúcar con una espátula hasta 2cm del borde de uno de los lados más largos. Distribuimos las pasas y echamos la pimienta.



Enrollamos la masa en sentido longitudinal con firmeza y proporción, formando un tronco. Cortamos el rollo en rebanadas de 5cm, deben salir 8 ( aunque yo corté unas 10) y las colocamos sobre una bandeja de horno, previamente forrada con papel o sobre una lamina de silicona para horno, y formamos con las ruedas una figura más o menos así:
Guardando la misma distancia entre ellas y casi juntas. Ponemos las junturas hacia adentro y aplastamos ligeramente. Tapamos con film y dejamos reposar 30 min.
Horneamos las ruedas durante unos 20min o hasta que estén cocidas y tostadas. Sacamos del horno y pintamos con el lustre. Pasamos a una rejilla para que se enfríen.


Preparación del lustre:
Ponemos la leche y el azúcar a calentar en un cazo removiendo a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla esté a punto de hervir. Apartamos del fuego y pintamos los pastelillos.


Encontré esta receta entre las páginas del libro de Anne Wilson Panes y bollería, de la editorial Könemann, y decidí probar a ver qué tal me salía. Rebuscando un poco por Internet, encontré el origen de estos bollitos, parece ser que los Chelsea Buns, se llaman  así por el lugar donde fueron creados, la Bun House de Chelsea, Londres, en el siglo XVIII. Este establecimiento estaba situado en Pimlico Road cerca de Sloane Square, y cerró sus puertas allá por el 1839. Lo de Bun, viene porque es un tipo de panecillo con pasas. Como dato curioso Charles Dickens hace referencia a la Bun House en dos de sus obras: Bleak House y Barnaby Rudge, las cuales, por cierto, no he leído…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for 

WordPress, Blogger...